Gobierno aprobó medidas para preservar Laguna del Sauce

Se exigirán permisos ambientales y se controlará el uso de plaguicidas



La ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida de León, suscribió el plan de acción para la protección de la cuenca hidrológica de la Laguna del Sauce que se encuentra en riesgo de contaminación ambiental como consecuencia del uso mal de suelos, la utilización de motores a combustible y del saneamiento de la zona.

El plan contiene cuatro medidas principales de las cuales se desprenden 12 puntos de acción con un plazo de ejecución. Estos apuntan a controlar, revertir y detener el proceso de deterioro de la cuenca, según informó Presidencia.

Control y cuidado del agua

Por un lado, se exigirán permisos o autorizaciones ambientales a emprendimientos de distinta naturaleza que busquen instalarse en la cuenca, así como también para el tratamiento terciario de sus efluentes. Esto apunta a reducir el impacto de los vertimientos industriales en el agua. Quienes no lo tengan, serán intimados a solicitarlo en un plazo de hasta seis meses.

Además, se extenderá el saneamiento y la conexión de la localidad La Capuera al sistema de saneamiento de Maldonado y se aplicará la conexión domiciliaria obligatoria al sistema en la ciudad de Pan de Azúcar.

Entre las medidas también se incluye el control de uso de plaguicidas y manejo de nutrientes de los predios rurales que se ubiquen en la cuenca. Para eso el Ministerio de Ganadería exigirá que los estancieros presenten los planes de uso, manejo y conservación de los suelos.

También se delimitará una zona de amortiguación sin laboreo de la tierra, uso de agroquímicos y acceso directo del ganado, en franjas de hasta cuarenta, veinte y 150 metros según el caso.

Por otra parte, se elaborará un plan local de ordenamiento territorial y desarrollo sostenible de la cuenca y se limitará, temporalmente, la aprobación de nuevos fraccionamientos con fines residenciales.

Otras medidas

Como acciones complementarias se limitará la pesca de especies para recuperar las cadenas tróficas de la laguna; se definirá el área máxima admisible para forestar en el territorio de la cuenca e incluso se elaborará un protocolo de actuación ante accidentes aéreos u otros derrames de productos peligrosos en la cuenca hidrográfica y laguna.

La gran parte de las medidas están previstas con plazo máximo diciembre de 2016, salvo excepciones como la definición de la zona de amortiguación (prevista para finales de 2019) y la restricción del ganado a la cuenca (para fines de 2018).

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.